Han pasado 50 años desde la última vez que la banda de Liverpool tocara en la azotea. Ese día los transeúntes que pasaron por el lugar y los vecinos, nunca pensaron que escucharían el último concierto de los  Beatles.

“Me gustaría darles las gracias en nombre del grupo, y espero que hayamos pasado la audición”, bromeó John Lennon en la azotea, los cuatro se rieron. Habían tocado como la primera vez que se conocieron, ese día tampoco ellos sospechaban que sería el último concierto que tocaban juntos.

Fue una tarde fría de enero de 1969 cuando los Beatles subieron a la terraza y dieron su último concierto. “Parecía que iba a ser un día más en la oficina”, contó Ken Mansfield, entonces gerente de Apple Records y uno de los pocos afortunados que estuvieron presentes ese día en la azotea.

Ya son 50 años desde ese evento, se cumplieron exactamente el pasado miércoles 30 de enero, y, a propósito de esa fecha conmemorativa, de lo que fueron los Beatles, el director de cine neozelandés Peter Jackson (‘El señor de los anillos’ y ‘King Kong’) anunció que dirigirá un documental sobre ‘Let It Be’. Contará con 55 horas de metraje nunca antes vistas y 140 horas de audio tomadas de las sesiones de grabación del álbum lanzado en 1970.

La policía llegó, y aunque son muchos los mitos en torno a lo que ocurrió ese día en la azotea, Mansfield desmintió que los policías que entraron hubieran apagado los micrófonos. Es cierto que estuvieron ahí, y pidieron que le bajaran el volumen; no obstante, a los Beatles los apagó más el frío que la autoridad, como siempre ocurrió a lo largo de su carrera.

Después de ese concierto que más parecía una presentación de los cuatro, las pelas las decepciones entre los integrantes causaron que se separaran para siempre.