Un día como hoy fallece el actor que dió vida a Superman, “El Hombre de acero”, Christopher Reeve en los años 70°.

Después de pasar el  casting, el director decidió transformar a Christopher Reeve en Clark Kent, el héroe, para la película Superman (1978), de Richard Donner, haciendo creíble la campaña para la publicidad que decía “Creerás que un hombre puede volar”. Fue tanto el éxito en las taquillas, que posteriormente rodaría tres películas más convirtiéndose en la famosa saga de superman  Superman II en 1980, Superman III en 1983 y Superman IV en 1987, la menos exitosa de la serie.

El 27 de mayo de 1995, la vida de Christopher cambió 180° después de caer de su caballo en Virginia y quedar cuadripléjico. Tras ser sometido a una peligrosa operación, sólo pudo recuperar la movilidad de los dedos de su mano izquierda, que consiguió articular con mucho esfuerzo.

En octubre de 2004 le estaban tratando por un problema de hipotensión causado por sepsis. Por primera vez Dana tuvo que alejarse de su esposo para asistir a un compromiso profesional y momentos después, siendo 9 de octubre, Chris tuvo un ataque cardíaco después de recibir un antibiótico para la infección. Entra en coma sostenido y es llevado al Hospital North Westchester en Mount Kisco, (Nueva York). Dieciocho horas después, el domingo 10 de octubre de 2004, fallece a los 52 años.