El fallecido cantante argentino, Gustavo Cerati, contó la experiencia durante una entrevista radial.

“Estaba comprándole un vestido a mi mamá, esto era en Los Ángeles, fue muy extraño. Estaba con una mujer dominicana que me estaba tratando de direccionar hacia que lado podía comprar un vestido. De repente siento que alguien se pone atrás mío, me agarra de la cintura, me volteo y era Axl Rose, con el dedo me hizo el gesto de quédate en silencio mientras seguía escondido atrás mío”, menciona Gustavo Cerati entre risas.

“Me quedé quieto, miraba de reojo a Axl Rose y de golpe salió corriendo con su guardaespaldas detrás. Después, lo único que vi venir fue a una chica con un cuaderno, pensé que era una estampida de fans, pero resultó ser solamente una fanática algo loca. Axl es muy chiquito en persona, por eso me usó de escudo humano”, finalizó Cerati entre risas.