La pandemia nos cambió en muchos sentidos. En algunos casos para bien y, en otros no tanto. Sin embargo, si hacemos un análisis positivo, muchas cosas se modificaron para mejorar el planeta.

Uno de los cambios positivos que cobró impulso debido a la situación generada por el aumento de los contagios de COVID-19 es la utilización de medios de transportes sustentables, como son las bicicletas, los monopatines o skates.

Antes de la pandemia, existía un grupo de personas aficionadas a la movilidad sustentable que implementan maneras alternativas de trasladarse, pero se trataba de un grupo reducido que no tenía un impacto significativo en la sustentabilidad de las ciudades.

El confinamiento y la posterior sensación de encierro que provoca la utilización del transporte público luego de haber vivido lo peor de la pandemia, motivaron a que muchas personas desempolvaron sus bicicletas para hacer tramos cortos y no tanto dentro de la ciudad.

Con solo detenernos a mirar el tránsito, podremos comprobar que hay muchas más personas que antes trasladándose en skates, monopatines eléctricos y hasta rollers. Esto es muy alentador, ya que existen muchos problemas asociados a la utilización de automóviles personales que empiezan a encontrar soluciones a través de estas iniciativas.

Si bien aún falta mucho para que las grandes ciudades implementen una transformación a fondo en relación a la movilidad sustentable, los avances logrados parecen haber llegado para quedarse.

¿Por qué es importante la movilidad sustentable?
Son muchos los aspectos positivos que vienen asociados al uso de medios de transportes sustentables, como es el skateboard.

Por una parte, los beneficios para la salud de los usuarios de los medios de transporte sustentables son indiscutibles.

Muchas veces experimentamos dolores de cuerpo asociados a la vida sedentaria que nos impone la rutina de trabajo. Si repasamos nuestra rutina diaria podremos darnos cuenta de que nos exige pasar muchas horas sentados frente a una computadora o trasladándose de un lugar a otro.

La vida sedentaria que tenemos la gran mayoría de los adultos puede transformarse significativamente si, en vez de viajar en bus o metro, nos hacemos la costumbre de trasladarnos en bicicleta u otra forma de movilidad basada en nuestra propia fuerza.

De esa manera, mientras nos dirigimos al trabajo, estamos haciendo ejercicio. Esto tiene un impacto inmediato en nuestro cuerpo que, gracias al movimiento, podrá eliminar contracturas y fortalecer músculos.

Además, al trasladarnos en bicicleta o skate, evitamos el malestar de viajar hacinado en un transporte público poco ventilado, exponiéndose al contagio de distintos virus o a perder el tiempo en el tránsito para avanzar apenas unos metros.

El bienestar que experimentan las personas que se trasladan a través de medios de transporte saludables es, en este sentido, inmediato.

Por otra parte, priorizar el transporte sustentable por otras formas de movilidad tiene un impacto también en la calidad del aire de la ciudad en que vivimos. Una de cada seis muertes, de acuerdo a la ONU, a nivel mundial está relacionada con enfermedades causadas por la contaminación.

El transporte es responsable de aproximadamente el 34% de las emisiones de gases que tienen un impacto negativo en la salud de las personas. Por esa razón, es fundamental moderar el uso de los vehículos particulares y priorizar el transporte público, así como los medios de transporte que no producen emisiones.

En definitiva, si cada vez más personas reemplazan los vehículos personales por bicicletas, monopatines o skates, lograremos ser una población con mejores índices de salud gracias a la incorporación de actividad física a la vida cotidiana y a la mejora en la calidad del aire que respiramos.

A su vez, se reducirían significativamente los accidentes vinculados al tránsito, ya que con los medios de transporte sustentables éstos son menos frecuentes.

¿Cómo fomentar la movilidad sustentable?
Si bien la iniciativa a nivel personal tiene mucha fuerza, ya que se trata de un deseo personal, muchas veces no alcanza para que un fenómeno se vuelva masivo y se sostenga en el tiempo.

El auge de la movilidad sustentable, que se asocia de un modo directo con la pandemia, es palpable. Pero para que se consolide como un proceso verdaderamente transformador, es necesario que toda la sociedad apoye esta tendencia.

Para muchas personas, comprar bicicletas en Perú resulta inaccesible debido a los elevados costos. Una buena manera de fomentar la implementación de la movilidad sustentable es, por ejemplo, promoviendo la venta de bicicletas a precio accesible.

También puedes leer: LANZAMIENTO DE MUÑECA BARBIE CON EL ROSTRO DE LA REINA ISABEL II

A veces se trata de facilitar el acceso a las herramientas. Un skate Perú tiene un costo que, probablemente, requiera de una inversión excepcional para las familias. Si bien se pueden encontrar skate a precio barato, lo más recomendable es buscar productos de calidad para garantizar una experiencia satisfactoria en el uso.

A su vez, todas las personas debemos contribuir a la incorporación de la movilidad sustentable. Para ello, hay que respetar las normas de tránsito y dar prioridad a peatones y quienes utilizan bicicletas, monopatines o skates.
Muchas veces no nos preguntamos para quiénes está diseñada la ciudad. Habitamos en ella sin detenernos a indagar en de qué manera la construcción de las calles beneficia o perjudica a quienes se movilizan en distintos tipos de transportes.

En este sentido, es importante que el gobierno empiece a rediseñar los espacios urbanos para que trasladarse en medios de transporte sustentable sea posible y seguro.

Consejos para empezar a movilizarse de manera sustentable
Empezar requiere un esfuerzo que a veces puede ser difícil de soportar. Una vez que superamos esa dificultad, los beneficios del cambio serán palpables. Lo primero es poner a punto nuestra bicicleta o skate. Revisar sus ruedas y buen funcionamiento en general nos garantizaremos una buena primera experiencia.

Luego, es recomendable planificar el camino buscando priorizar los lugares arbolados y en los que el tránsito de automóviles es menos intenso. Esto no siempre es posible, sin embargo, muchas veces conviene desviarse unos metros en pos de una experiencia tranquila y segura a bordo de la bicicleta.

Por último, conviene empezar con tramos cortos para ir ganando entrenamiento y confianza para realizar distancias mayores.

En conclusión, la movilidad sustentable es una tendencia que no para de crecer y que todos los integrantes de la sociedad debemos implementar, tanto para beneficiarnos en nuestra salud como para cuidar el medioambiente.

Category: NOTICIASTag: ,