Pink Floyd: Mi nombre será leyenda (Los nombres suelen ser un dilema)

Los nombres suelen ser un gran dilema para una banda. Cuando un grupo tiene ya por fin una agrupación de músicos, llega el momento de decidir aquel nombre que lucirá en los carteles de conciertos. Tal vez no sea ese el definitivo. Tal vez surjan variaciones dentro del nombre. Lo que sí debe tener claro un grupo, es que ese nombre tiene que significar algo para él. Esa maravillosa sensación de confusión, trae de cabeza a toda banda amateur que se precie. A menudo surgen las disputas en las que varios miembros de la banda no quieren ese nombre que había pensado un miembro. En el caso de Pink Floyd hubo unanimidad absoluta.

En el mismo momento en que la banda comenzó a tomar una posición más ventajosa, las entrevistas solían hacer una pregunta clara: quién de los componentes era Pink empezó a convertirse en una pregunta normal. Estaba claro que tanto la prensa especializada como el público pensaba que alguno de los miembros se llamaba Pink. Sin ir más lejos, varias personas desconocen el verdadero motivo por el que la banda tiene dicho nombre.

Syd Barrett siempre fue un amante de la música. Sus gustos eran tan variados que sorprendía la cantidad de flancos por donde podía atacar. Entre estos géneros predominaban el rock, el funk y por encima de todo el blues. En su colección de blues presumía de tener un gran número de cantantes. Dos de los intérpretes en su colección, eran Pink Anderson y Floyd Council.

Una tarde cualquiera, Syd se encontraba en su casa escuchando un LP de Blind Boy Fuller, un guitarrista de blues nacido en Carolina del Norte. En su contraportada encontró un texto de Paul Oliver en el que se incluían los nombres de Pink y de Floyd. En en ese momento donde se encendió la chispa. The Pink Floyd Sound ya era una realidad, y la leyenda estaba empezando a fraguarse. Poco a poco ese nombre empezó a acortarse, hasta que finalmente el nombre del grupo se quedó simplemente como Pink Floyd.

¿Quién era Pink?

Pink Anderson, tocaba la guitarra y cantaba blues desde los catorce años de manera ambulante, dando espectáculos que organizaban unos güeyes que se decían médicos. Nació en Carolina del Sur, allá en el gabacho, un 12 de febrero del lejano 1900, recién iniciado el siglo XX. Fue un artista poco memorable que murió a sus 74 años en medio de la miseria, sin embargo eso no quita el hecho de que fue un músico importante.

Su primer disco contó solo con dos canciones y fue publicado a finales de los años veinte. Se grabó en Atlanta y era una oportunidad dada hacia él en manos de Simmie Dooley, un cantante, también de blues, a quien conoció en 1916 y con quien tocaba a pesar de que lo trataba mal.

En 1945 dejó de dedicarse al show ambulante y volvió a grabar casi treinta años después de su primer disco. Incluso apareció en la cinta The Bluesman, pero no ser una figura “relevante” lo dejó en el olvido.

¿Quién era Floyd?

Floyd Council también tocaba blues. Nació el segundo día de septiembre del lejano 1911. Este hombre nació también en Carolina, pero en la del Norte, y conformó un grupo junto a sus hermanos conocidos como The Chapel Hillbillies, en honor al lugar donde fue chapado musicalmente, Chapel Hill.

Grabó a finales de los treinta con la ARC, sin embargo sus dos producciones jamás fueron en solitario, sino con Blind Boy Fuller. A lo largo de su carrera grabo únicamente 27 canciones, veinte suyas y el resto con Blind Boy. Su prometedora carrera, sin embargo, le dejó con la incapacidad de tocar, producto de un derrame cerebral que sufrió a finales de los sesenta, lo cual provocó una parálisis temporal en sus músculos y sus habilidades motoras. Aún carburaba y todo, pero cuando intentó volver a grabar en 1970 simplemente ya no podía ejecutar ni cantar.

Pink Anderson como Floyd Council nunca se conocieron. Tampoco están incluidos ambos en un recopilatorio de blues. Pero, tras el origen del nombre de la banda Pink Floyd, sus nombres se han convertido en historia musical.

Puede que un nombre de una banda es un motivo triste por el que te recuerden. Puede que la música es la que deba recordarlos. Si uno se detiene a pensar en el balance positivo y negativo que tiene esto, sacará más beneficio que otra cosa. Desde que los nombres de Pink Anderson y Floyd Council fueron conocidos gracias a Pink Floyd, su popularidad probablemente se haya visto aumentada, aún después de haber fallecido.

 

Category: MÁS, NOTICIASTag: , , ,