Todo amante de ‘The Beatles’, recuerda la película ‘Help!’ lanzada el 1965 que además fue difundida en formato VHS y LaserDisc, en 1987 para los Estados Unidos. El filme fue el inicio de lo que sería una ola ‘beatlemaniaca’, desde videos hasta jingles todas las navidades.

Inicios de “Help!” y de un ‘himno’

El filme fue protagonizado por: Leo McKern, Eleanor Bron, Victor Spinetti, John Bluthal y Roy Kinnear. Los creadores tenía pensado titular a la película como «Eight Arms to Hold You» («Ocho brazos para abrazarte»), pero se quedaron con el título simple de Help!

De esa forma se estrenó en Reino unido, el 29 de julio de 1965. Una anécdota graciosa de la película, fue durante las grabaciones, Paul solía distraer al director Richard Lester, tocando la melodía de su canción incompleta «Scrambled Eggs» («Huevos revueltos»), que posteriormente se convertiría en «Yesterday» («Ayer»).
Un dato interesante de esa canción es que nació como quien dice ‘de la nada’, para luego ser un himno de toda una generación. Tanta fue la acogida de esta producción musical que incluso McCarteny tuvo que contar cómo es que se hizo, ya muchos fans consideran a esta canción, como una pieza de arte.
En su biografía, «Many Years From Now», McCartney comentó lo siguiente sobre esa canción:

«Lo primero que hice con la melodía fue verificar si no tenía dueño, y la gente me dijo: “No, es encantadora, y estoy seguro de que es toda tuya”. Me tomó un poco de tiempo asegurarme que no pertenecía a alguien, pero como un buen buscador, finalmente la reclamé como mía; al principio no sabía qué letra adaptarle. Solía llamarla Huevos revueltos».

Otra anécdota que envuelve este filme y la canción fue que durante el rodaje, se colocó un piano en uno de los estudios en donde se filmaba. Paul aprovechó para cantar «Scrambled Eggs», pero al director esto le parecía irritante.
Los demás Beatles también llegaron a molestarse por el constante trabajo que ponía McCartney en esa canción. Incluso en el libro de Ray Coleman, titulado «Yesterday and Today» publicado en el año 1995, se expone que George Harrison comentó acerca de la situación:

« ¡Caray, él siempre estaba hablando sobre esta canción. Se podría pensar que era Beethoven o alguien parecido! ».
La ‘cereza del pastel’

La gran ‘revelación’ creacional sería durante el 27 de mayo de 1965, por esa fecha McCartney y Asher viajaron a Lisboa para pasar unas vacaciones en Portugal. Ahí, McCartney terminó de escribir la icónica canción ¿Quién diría que solo hacían falta unas vacaciones?
La letra nació con un simple sueño, aprovechando los momentos de descanso del filme «Help!», donde la creatividad y pasión fluían. Así nació el himno que fue cantaba y llorada por toda una generación.

Category: CULTURA Z