“A mi edad es una maravilla decir esto”, remarcó.

Me quité de las adicciones. Tampoco fumo tabaco ni tomo cerveza”, aseguró Andrés Calamaro. Al mismo tiempo, el referente del rock nacional indicó que cambió algunas adicciones por otras.

Lee también: Conoce a los artistas y bandas que tienen una estrella en el Paseo de la Fama

“Cambié algunas adicciones por otras. Ahora, soy adicto al sexo. Y a mí edad es una maravilla decir eso”, añadió Calamaro para sorpresa del reportero que lo entrevistaba. El artista remarcó que tiene una vida sexual plena con su actual pareja. “Afortunadamente, la puedo calmar en mi casa, con mi novia”, acotó el ídolo de los argentinos.

Finalmente, Calamaro explicó sus llamativa afirmación. “No estaba hablando tan en serio, pero problemas de ese tipo también tuve. Es un piropo el que me estoy tirando”, concluyó.

¿Cómo lleva Andrés Calamaro sus 61 años?

“Fue más de un año, no fue espléndido, pero por un problema personal. Sufría molestias físicas; secuelas de la vacuna, probablemente. Mi madre dejó la existencia con 100 años y cinco meses; no soy una persona emocional, pero algunas procesiones es verdad que van por dentro. Me encontré solo, sin amor; sin amigos que quieran ir a Benavidez a visitarme.

“Durante toda la gira disimulé una pequeña parálisis maxilofacial que sigo disimulando, que ni el público e incluso los músicos tenían que enterarse, porque yo soy el que tiene que mantener a la tropilla en calma, llevar tranquilidad. Me sentí un poco solo. El psiquiatra me decía: ‘Tranquilo, Andrés, a los 60, aunque estés rodeado, todo el mundo se siente solo’”, reflexionó.

Te puede interesar: John Lennon y Yoko Ono tendrían un nuevo documental

Tras ello, llegó el festejo de los 61 años. Y Calamaro entonces sí reconoce que fue un regalo: “El día de mi cumpleaños conocí a mi novia. Fue como un reseteo. Pasaron esas molestias, pero llegarán otras. El amor me hizo bien, en un momento en que la soledad es una virtud de almas exquisitas. Pero la realidad pudo conmigo”.